Ejercicios para el bruxismo

Aprietas los dientes por las noches? Tres ejercicios y un secreto para librarte del bruxismo.

iron-bite-1436656

Uno de los síntomas más comunes de la sociedad moderna es el bruxismo, este extraño arte de rechinar los dientes mientras dormimos, o incluso sin darnos cuenta, mientras trabajamos o estamos despiertos haciendo otras cosas. Puede llevarnos a consecuencias muy caras de solucionar, como el desgaste progresivo de los dientes, o inclusive a la separación de nuestra pareja, harta del ruido incesante que no la deja dormir.

dentist-mirrors-1427590Desde el dentista, la solución se encuentra en la férula, un trozo de plástico que hay que meterse en la boca antes de dormir, y que muchas veces termina abandonada entre las sábanas, debajo de la almohada o en el mejor de los casos, en la mesita, en medio de la noche. Tiene un coste bastante alto, sobre todo si se hace a medida, pero es un grave error creer que la férula solucione del todo el problema.

 

Te propongo unos ejercicios que te permitirán relajar los músculos de las mandíbulas y soltar un poco la tensión que genera el bruxismo. Te recomiendo que los repitas al menos tres veces al día, y sobre todo antes de dormir.

1. El dragón chino: abre la boca del todo y saca la lengua todo lo que puedas. Cuenta hasta 10 y repite tres veces más. Descansa 5 segundos entre una y otra vez.

2. El pez globo: llena de aire las mejillas lo más que puedas, como si fueras un pez globo, y cuenta mentalmente hasta 10. Repite cuatro veces y descansa 5” entre una y otra vez.

3. El camello: Durante un minuto, haz movimientos circulares con la mandíbula, lo más amplios que puedas, como si fueras un camello rumiando. Primero en una dirección de giro, luego en la otra.

Estos ejercicios, inspirados en el Yoga, son muy fáciles y ayudan a soltar tensiones acumuladas a nivel físico. Pero el secreto para solucionar el bruxismo, no es centrarse en ello, sino en las causas profundas que lo generan. Como la punta de un iceberg, el rechinar los dientes se sostiene sobre algo mucho más profundo, como las emociones de las que a menudo no somos conscientes.

Algunos ejemplos:

1. Perfeccionismo o autoexigencia excesiva. Tu crítico interior se pasa días y noches juzgando lo que dices, piensas, haces y cómo lo haces, pidiéndote perfección y control absoluto sobre ti y sobre tu mundo. Mi pregunta es: en base a qué parámetros te estás exigiendo esta “perfección”?

2. Rabia, ira contra una situación pasada o presente, en la que aún estás atascado o estás “aguantando”. Te han hecho un “feo”? Qué pasaría si decides dejarlo ir y centrarte en el presente? No es necesario ser fuerte. Con ser flexible, ya te basta.

3. Celos, apego excesivo a una persona querida. El miedo a “perder” alguien es muy común, y a veces se confunde por una señal de amor verdadero. Sin embargo, se trata más de inseguridad, de la necesidad de “poseer” y de sentirse apoyado, que te impone el ego. Qué pasaría si empiezas a revisar tus creencias sobre el amor?

4. Preocupación por tener deudas, no tener dinero, trabajo o no poder ganarte la vida. Qué pasaría si soltaras la creencia que la vida hay que “ganársela”? Si estás leyendo esto, una vida ya la tienes. Y un móvil u ordenador, seguramente también una casa y una red de personas que están a tu lado y pueden ayudarte en caso de que necesites.

Aprende a conectar con todo esto desde la gratitud. Qué pasaría si en lugar de pre-ocuparte por lo que te falta, pasas a ocuparte, desarrollando tus talentos, y los pones al servicio de los demás, conectando con tu riqueza interior? Estas preocupaciones y miedos son sólo algunas de las trampas que nos produce el ego, nuestro piloto automático o  modelo mental, que seguimos aplicando, sin darnos cuenta, noche y día, en nuestro diálogo interno, desde que éramos pequeños. Antes de gastar todos tus dientes rechinando cada noche en la cama, quizás merece la pena parar un momento y hacer una revisión de este modelo mental, hecho de creencias de segunda mano y aprendizajes de hace décadas, y elijas desde tu conciencia si seguir con ellos o soltar algunos que ya no te sirven.

El Coaching Esencial, con sus herramientas para ahondar en lo que está por debajo de la “superficie”, te permite ganar claridad, sabiduría y libertad de elección, superar los antiguos límites y patrones inconscientes, y re-crearte como ser humano completo, desde la aceptación y el amor hacia ti mismo. Ya desde la primera sesión, irás tomando conciencia de lo que te produce el bruxismo, y en sólo 5 o 10 sesiones podrás olvidarte de férulas y mandíbulas doloridas.

Te espero en Terra de Salut para tu primera sesión!

 

Ale Furvis

Creative Essential Coach

ACC certificada por ICF

ITA ESP ENG FRA

Web alefurvis.com/es

Segueix-nos a les nostres xarxes socials

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *