El dolor cervical

dolorcervical

El dolor cervical es aquel tipo de dolor que se sitúa en la parte alta de la columna vertebral, comúnmente denominada cuello, que puede afectar a la propia columna vertebral, pero también a nervios, músculos o ligamentos de esta zona.
Los motivos por los que aparece este dolor son variados, desde posturas poco ergonómicas (trabajo adelante un ordenador, por ejemplo), a excesivos esfuerzos y /o sobrecargas también de parte de algunos de los músculos de las extremidades superiores, estrés y emociones retenidas. Los sentimientos de culpa y/o exceso de responsabilidades también se acostumbran a manifestar como dolor en esta zona.
Las personas que lo sufren, lo describen con frecuencia como un dolor invalidante, que puede interferir en el movimiento de la cabeza y la parte superior de la espalda y, por lo tanto, en las actividades de la vida diaria. A veces también se presenta este dolor acompañado de cefaleas, vértigos o confusión mental. Es entonces, como movimientos tan normales como la conducción de un vehículo, el levantar un bebé o transportar la compra, se nos hacen realmente muy difíciles. En otras ocasiones, el dolor se percibe como un peso, una carga, que puede ser física o emocional y, que si bien no nos invalida para hacer muchos movimientos, sí lo notamos como una molestia constante, que puede variar en intensidad según los días.

Si sufrimos de dolor cervical con frecuencia, es básico realizar estiramientos y movilizaciones con la cabeza y parte superior de la espalda, siempre con mucho cuidado, aplicarnos calor si el dolor es intenso, estar atentos a nuestras posturas (intentando mantener siempre la espalda recta y el cuello alineado), e intentar gestionar de otra forma el estrés en nuestra vida.

Disciplinas como la natación, el yoga, el chi-kung o el método pilates son altamente recomendables si se sufre de dolor cervical. Si el dolor es muy intenso, invalidante o se vuelve crónico es necesaria la visita a un médico para que pueda establecer un diagnóstico.Las técnicas naturales como el masaje, la acupuntura o la terapia craneosacral son altamente efectivas en caso de prevención y/o tratamiento tanto del dolor cervical, como para otro tipo de dolores. Las tres terapias, cada una a su manera, tienen una incidencia sobre la persona a nivel emocional y físico.Cuando tienes dolor intenso hay numerosos suplementos alimenticios que te pueden ayudar. Se recomienda a partir de los 30-40 años un suplemento de colágeno diario para prevenir el desgaste de las articulaciones. Actualmente hay en el mercado formulaciones con una excelente relación calidad-precio que a parte de colágeno, incluyen silicio, magnesio o calcio, entre otros componentes para reforzar esta acción sobre el sistema motor. La glucosamina, la condroitina y el MSM tambíen nos ayudan a regenerar el líquido sinovial y el cartílago, ejerciendo también una función anti-inflamatoria. Otras plantas como el harpago (harpagophytum procumbens) o la cúrcuma también reducen la inflamación y actúan como analgésicos. En Terra de Salut tenemos numerosos productos que combinan algunas de estas opciones para un efecto combinado óptimo en el cuerpo.

Precisamente para ayudarte a combatir tu dolor cervical o cualquier otro tipo de dolor que puedas tener, desde Terra de Salut hemos preparado un bono especial para ti, con el que podrás disfrutar de 3 sesiones a escoger de acupuntura y/o masaje, así como de un 5% de descuento en suplementos para tratar este problema, por el precio de 79€ (26,30€ por sesión).

Recuerda que en Terra de Salut siempre estamos a tu disposición para ayudarte a resolver cualquier duda que puedas tener.

Segueix-nos a les nostres xarxes socials

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *